Torres de tendido eléctrico de Puntales y Matagorda

denominación actual: Torres de la luz
autor: Instituto Nacional de Industria, Alberto Toscano (diseño), Remo Scalla (dirección de obra)
año inicio: 1955
año finalización: 1960
registro: La arquitectura de la industria, 1925-1965
Edificio incluido en el Plan Nacional del siglo XX (Debe ser amigo de DOCOMOMO Ibérico para poder acceder la ficha de la obra.)Edificio incluido en el Plan Nacional del siglo XX: descargar ficha de la obra
dirección: Calle Ronda de Vigilancia núm. 2/Polígono Astilleros
municipio: Cádiz/Puerto Real
localización: Cádiz
país España

* Para poder visualizar todas las fotografías de la obra, debe ser amigo de DOCOMOMO Ibérico

Ver mapa más grande

MEMORIA

Se trata de un sistema de distribución eléctrica en el que destacan sus elementos principales; dos torres situadas a ambos lados de la embocadura de la Bahía interior de Cádiz, que permiten el tendido de cables de conducción eléctrica desde la Central Térmica de Cádiz hasta la red general. La Torre de Puntales está en Cádiz y la Torre de Matagorda en Puerto Real. Entre ambas, el tendido eléctrico salva una distancia de 1639 metros, manteniendo un gálibo mínimo de 50 metros que permite el paso ininterrumpido de barcos en la Bahía.


El aspecto exterior que presentan las Torres de Puntales y de Matagorda, de 156 y 160 metros de altura respectivamente, es el de un mástil hueco de sección circular y forma troncocónica cuyos perfiles dibujan una suave curvatura desde la cúspide, de 6 metros de diámetro, hasta la base, de 20,70 metros. El mástil se corona con una viga travesaña de sección romboidal variable y 72 metros de longitud total, que sostiene los seis cables de alta tensión que corren de torre a torre. 


El mástil está construido con un ensamblaje de piezas metálicas galvanizadas, inspirado en las torres desarrolladas en la Unión Soviética en la década de los años Veinte del siglo XX por el ingeniero Vladimir Sukhov. La estructura arranca de un basamento de planta circular hormigón armado, con veinticuatro líneas principales de carga compuestas por perfiles empresillados de acero galvanizado, de una sección total de 750 milímetros, medidos en la dirección del radio de la estructura. 


 


Estos veinticuatro soportes verticales compuestos se arriostran horizontalmente a través de una celosía de perfiles de acero, a modo de anillos paralelos al plano de suelo que se repiten a distancia constante por toda la altura de la torre. Un segundo sistema vertical de arriostramiento, formado por diagonales de perfiles de acero galvanizado, termina de rigidizar la unión entre las líneas de carga y los anillos de arriostramiento.


Doce de las veinticuatro líneas de carga se interrumpen a 2/5 partes de la altura del mástil, continuando hasta la coronación las doce líneas restantes. El efecto visual conseguido, por tanto, es el de una malla estructural más tupida al pie del fuste y más ligera en su parte superior. En el interior de la estructura, una escalera helicoidal recorre todo el mástil permitiendo ascender hasta una plataforma en el remate del fuste, desde la que se accede al travesaño superior. 


Esta viga travesaño superior consiste en una estructura espacial, construida según un sistema análogo de ensamblaje de piezas metálicas galvanizadas. Se trata de un elemento de sección romboidal, apoyado en uno de sus vértices. En el apoyo sobre el fuste, la diagonal menor del rombo, dispuesta en sentido vertical, mide siete metros de altura, mientras que la diagonal mayor se dispone horizontalmente y tiene una dimensión aproximada de nueve metros. En los extremos de la viga, estas dimensiones de las diagonales del rombo se reducen a 1 y 1,25 metros, respectivamente, en sentido vertical y horizontal. De extremo a extremo, la viga es registrable mediante una pasarela apoyada en el vértice inferior de la sección romboidal.


El travesaño se construye con cuatro vigas principales continuas, que forman los vértices de la sección diagonal, formados por perfiles empresillados de acero galvanizado. Estos perfiles se arriostran cada cuatro metros con una segunda celosía, dispuesta en un plano perpendicular a la directriz de la viga. Los puntos de cuelgue de la subestructura de recepción del cableado de alta tensión se sitúan cada tres de estos elementos, con un total de seis repartidos por todo el travesaño; tres a cada lado. Un sistema de diagonales completa el arriostramiento del travesaño.


El sistema de distribución eléctrica se completa a ras de suelo una torre de alineación del cableado a los pies de la torre, también construida con perfiles de acero, a la que descienden los cables desde la viga travesaña superior. A continuación, el final del sistema de distribución se construye con un interesante y liviano pórtico de hormigón armado, al que llegan los cables antes de iniciar su recorrido subterráneo. Plácido González Martínez


 

Descargar BIBLIOGRAFÍADebe ser amigo de DOCOMOMO Ibérico para poder descargarse la bibliografía de la obra.

ENLACES DE INTERÉS

Artículo de Julio Malo de Molina en Tectónica

Pl. Nova, 5 2ª. Planta – 08002 Barcelona – Tel : 933 067 859 - fundacion@docomomoiberico.com

Texas sygesikring licens http://apotekudenrecept.com/ Hvordan til at bryde en feber uden medicin
Back to top