Factoría de Standard Eléctrica

denominación actual: EDIFICIO DEMOLIDO
autor: Rafael García de Castro, arquitecto
año inicio: 1962
año finalización: 1962
registro: La arquitectura de la industria, 1925-1965
dirección: Carretera de Madrid a Toledo, km 9
municipio: Villaverde
localización: Madrid
país España

* Para poder visualizar todas las fotografías de la obra, debe ser amigo de DOCOMOMO Ibérico

Ver mapa más grande

MEMORIA

Conjunto industrial, hoy Alcatel, situado en la carretera de Madrid a Toledo, realizado en diferentes fases sobre un terreno sensiblemente horizontal. La factoría, en principio, debía constar de una nave taller, oficinas y laboratorios y un conjunto de edificios exteriores como garaje, comedores, etc., destacándose la adaptación y flexibilidad del local a diferentes tipos de fabricación que en el futuro pudieran aconsejar cambios de distribución interior. Por lo tanto, según el arquitecto García de Castro, se proyectó un volumen lo más diáfano posible y que constituyera la caja en la que se pudieran alojar las distintas cadenas de fabricación con la máxima libertad.

En el plan general de urbanización se contempló la realización de edificios como las naves-taller, oficinas y comedores, sala de máquinas, garaje, depósito de agua, apeadero ferrocarril, portería, etc.

En la primera nave de la fábrica, orientada de norte a sur y paralela a la carretera, se optó por la iluminación natural a través de una cubierta en dientes de sierra y se usaron módulos de 28 m en una dirección y de 8,33 m en la otra. La iluminación lateral quedó resuelta con la utilización de ventanas amplias muy diáfanas. La cubierta en dientes de sierra, con lucernarios de vidrio armado, es de aluminio en chapa sobre una estructura metálica de correas trianguladas. Interiormente presenta un cielo raso de cibrocemento de “vitrofib”. Los muros exteriores son de bloques prefabricados de hormigón.

Una segunda nave, que ya fue prevista en el plan general de ordenación de la factoría, se proyectó en 1963 y estuvo condicionada por la necesidad urgente de ser ocupada y por la indeterminación exacta de cuáles serían sus instalaciones y su empleo en el futuro. Esta obra consiste en una nave taller, que en un principió sirvió de almacén y local auxiliar a la primera nave, con una superficie de unos 14.000 m2, de forma rectangular y con una capacidad para unos 700 operarios, por lo cual se estudiaron los accesos, circulaciones, servicios sanitarios, etc.; se previó que en un futuro se pudiera construir una entreplanta para servicios de control u otros servicios que fueran necesarios en su momento, para ello el autor proyectó las cimentaciones necesarias para poder soportarlas, “ya que resulta mucho más fácil y económico dejar preparado desde el principio estas cimentaciones que encontrarse en la necesidad de hacerlas cuando la nave esté en servicio”. Al igual que en la otra nave, se fijaron los mismos módulos y la misma cubierta en dientes de sierra.

Una amplia galería de servicios precede a la sala de máquinas exterior a la nave, recorriendo por el exterior la fachada oeste y canalizando todas las instalaciones fijas que pudieran realizarse. Las estructuras soportantes están formadas por pies derechos metálicos. Los vanos de 28 m se salvan con vigas “pratt” en los que se apoyan cuchillos también metálicos; sobre ellos, correas metálicas en las que se apoya la cubierta de chapa metálica de uralita “grannonda”. Los muros exteriores de cerramiento están formados por un zócalo de 15 cm de hormigón visto y fábrica de doble medio pie de ladrillo macizo con cámara de aire. La fábrica de ladrillo queda vista al exterior y es de color rojo hasta el nivel inferior de las ventanas y de color claro hasta los bordes superiores.

En el edificio de oficinas se usa el ladrillo blanco visto colocado a sardinel; los grandes ventanales batientes se agrupan en bandas. En la fachada del edificio de comedores se combina la riqueza que proporciona la estructura metálica, la alternancia del ladrillo blanco y rojo y los ventanales de aluminio, que están colocados a diversas alturas. En la cubierta, que está forrada de chapa, se dispone un gran voladizo. Un edificio para garaje y almacén de ácido se construyó junto al primer almacén; consiste en una sola planta y está integrada por dos cuerpos constructivamente independientes.

Según el propio autor, en este proyecto buscó la riqueza formal y de materiales que diferencia a los distintos edificios según su uso, en un ejemplo de arquitectura moderna.
Paloma Barreiro

Descargar BibliografíaDebe ser amigo de DOCOMOMO Ibérico para poder descargarse la bibliografía de la obra.

ENLACES DE INTERÉS

Pl. Nova, 5 2ª. Planta – 08002 Barcelona – Tel : 933 067 859 - fundacion@docomomoiberico.com

Texas sygesikring licens http://apotekudenrecept.com/ Hvordan til at bryde en feber uden medicin
Back to top